¡Vámos!,no olvides pasarte por:

martes, 8 de junio de 2010

302(:

Una historia,triste,pero real.

Ella era Elena,tenía una familia casi perfecta,un novio casi perfecto,unos amigos casi perfectos..y bueno,digo casi porque para ella la perfección no existía.
Elena era una chica morena,alta y guapa,era muy simpática aunque tenía pequeñas manías que a veces desesperaban,para Elena su mayor defecto era ser ciega que aunque todos la aceptaban tal y como era,ella se sentía enfadada consigo misma por tener ese problema.
Elena tenía la oportunidad de operarse,si había alguien que le donase sus ojos,podría ver y sonreir de nuevo.
En cuanto que apareció un donante,operaron a Elena,ella muy feliz salió al cabo de unas semanas del hospital y comenzó a ver ese mundo que nunca había conocido,estaba encantada por tener aquellos ojos aunque no sabía de quien eran.
Elena se llevava genial con sus amigos y con su familia,pero en especial con su novio,Marcos.
Marcos la trataba increíblemente bien,como se merecía,no le importaba tener una novia que no pudiese verlo,le bastaba con recibir los tequiero de Elena.
Cuando Elena volvió a ver,volvió a sonreir,pero tambien a cambiar,tenía grandes discusiones con Marcos a pesar de que las causas fuesen insignificantes.Al cabo de unos meses,Elena decidió dejar a Marcos para siempre,ni si quiera le dió la oportunidad de ser amigos a pesar de que éste no tuviese familia y fuese huérfano.Cuando se despidieron,Marcos le dió una carta en mano y le dijo que la leyese cuando estuviese sola.En esa carta ponía lo mucho que la quería y le dió mil veces las gracias por haber estado ahi siempre apoyándolo,en el final de aquella extensa carta,ponía:
Elena,disfruta de los ojos que te doné,ahora puedes ver el mundo y conocer tu alrededor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario